domingo, 6 de septiembre de 2009

LA CAPACIDAD DE RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS EN EL ÁREA DE MATEMÁTICA.

Afrontamos una transformación global de los sistemas de producción y comunicación donde la ciencia, la tecnología, el desarrollo socio-económico y la educación están íntimamente relacionados. En este contexto, el mejoramiento de las condiciones de vida de las sociedades depende de las competencias de sus ciudadanos. Frente a ello, uno de los principales propósitos de la educación básica es “el desarrollo del pensamiento matemático y de la cultura científica para comprender y actuar en el mundo”. Consecuentemente, el área curricular de matemática se orienta a desarrollar el pensamiento matemático y el razonamiento lógico del estudiante, desde los primeros grados, con la finalidad que vaya desarrollando las capacidades que requiere para plantear y resolver con actitud analítica los problemas de su contexto y de la realidad.

La capacidad de resolución de problemas en el área de matemática en los alumnos del nivel secundario facilita el construir nuevos conocimientos resolviendo problemas de contextos reales o matemático; para que tenga la oportunidad de aplicar y adaptar diversas estrategias en diferentes contextos, para que al controlar el proceso de resolución reflexione sobre éste y sus resultados. La capacidad para plantear y resolver problemas, dado el carácter integrador de este proceso, posibilita la interacción con las demás áreas curriculares coadyuvando al desarrollo de otras capacidades; asimismo, posibilita la conexión de las ideas matemáticas con intereses y experiencias del estudiante.1


La capacidad de resolución de problemas es de suma importancia por su carácter integrador, ya que posibilita el desarrollo de las otras capacidades resolver problemas implica encontrar un camino que no se conoce de antemano, es decir una estrategia para encontrar una solución. Para ello se requiere de conocimientos previos y capacidades. A través de la resolución de problemas, se crean ambientes de aprendizaje que permiten la formación de sujetos autónomos, críticos, capaces de preguntarse por los hechos, las interpretaciones y las explicaciones. Los estudiantes adquieren formas de pensar, hábitos de perseverancia, curiosidad y confianza en situaciones no familiares que les servirán fuera de la clase. 2

Desde esta perspectiva, el desarrollo de la capacidad de resolución de problemas, se favorecerá durante la Educación Básica a través de la generación de espacios pedagógicos pertinentes para que los estudiantes construyan sus conocimientos matemáticos a través de la resolución de problemas, y puedan desarrollar las siguientes capacidades específicas: modelar, formular, seleccionar, aplicar y verificar.

Resolver problemas posibilita el desarrollo de capacidades complejas y procesos cognitivos de orden superior que permiten una diversidad de transferencias y aplicaciones a otras situaciones y áreas; que en consecuencia, proporciona grandes beneficios en la vida diaria y en el trabajo. De allí que resolver problemas se constituye en el eje principal en el plano laboral y personal.
Desafortunadamente la resolución de problemas no está suficientemente siendo estimulado en la acción educativa, ya que la mayor parte de actividades de aprendizaje están orientados a procurar la adquisición de datos, conceptos, principios y teorías, pero difícilmente se vincula estas adquisiciones con las aplicaciones que se pueden dar a ellas para resolver situaciones problemáticas. En muy pocas oportunidades, los alumnos son estimulados a leer, procesar y transformar información para resolver un problema posterior.
Es evidente, así mismo, que en la vida práctica cuando tenemos un problema en mente y buscamos información para resolverlo, nuestra búsqueda se hace más específica y concreta, que cuando indagamos por una información independientemente de la utilidad inmediata o funcional, la adquisición y conservación de ella se hace de manera menos duradera y significativa.

[1] MINISTERIO DE EDUCACIÓN. (2009) “Diseño Curricular de Educación Básica Regular”. pp.316-317

[2] MINISTERIO DE EDUCACIÓN. “Programa nacional de emergencia educativa: matemática para la vida”. Comisión Pedagógica de Matemática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada